Gincanavirus Una manera de entretenerse estrujándote un poco la mente durante la pandemia del COVID-19

Pues sí, ese fue nuestro objetivo con la Gincanavirus: generar una herramienta o un juego que pudiera valer a las personas para estrujarse un poco la mente en este periodo surrealista de COVID-19 que nos ha tocado vivir.

¿De qué estoy hablando?

De la Gincanavirus. La Gincanavirus surge como una idea loca que tuvimos varios emprendedores de distintos ámbitos, con el objetivo final de generar algo que pudiera entretener a las personas, y a su vez educarlas, mediante una “lore” o “argumento” subyacente que trataba de apuntar a diversos problemas sociales que han hecho que suframos el COVID-19 tanto como lo estamos padeciendo hoy en día.

Y de hecho, surge de una manera muy rápida (y casi se podría decir que precipitada). Nos juntamos las 6 personas implicadas en videollamada (Ibon Reinoso, Sofía Moreno, Albert Juera, Unai García, Eneko Suárez y yo mismo), sin tener ni idea de qué hacer, y al cabo de 10 días, estábamos a punto de lanzar una gincana o conjunto de pruebas digital.

¿De qué va esta cosa?

La Gincanavirus consiste en pasarse una serie de pruebas, cuya información proviene de dos plataformas: una cuenta de Instagram (con alias @gincanavirus), y una página web expresamente preparada para ello. Aunque en teoría había cierta intriga por ir siguiendo la gincana día a día, a medida que el equipo organizador íbamos publicando las pruebas, diseñamos los contenidos de las pruebas y las dos plataformas para que cualquier persona que se anime en cualquier momento (durante el COVID-19, o incluso después del COVID-19) pueda jugar a este juego. Lo único que tendréis que hacer será seguir el orden cronológico de las publicaciones de Instagram (o no, pero entonces os perderéis pistas importantes y coherencia del juego).

GV19 Interfaces
Interfaces de la Gincanavirus (gv19.org a la izquierda, @gincanavirus en Instagram a la derecha).

Y es más, se puede decir que aquellas personas que juguéis ahora a esta gincana jugaréis una versión mejorada de la misma. Porque por fortuna o por desgracia, en nuestro equipo no había nadie que hubiera creado algo similar previamente, de modo que nuestros primeros días fueron de aprendizaje y adaptación. De hecho, tuvimos una buena acogida inicial por la novedad y lo diferente de la iniciativa, pero las pruebas resultaron muy difíciles para muchos jugadores, además de que la mecánica de juego se entendía poco. Por ello, optamos por modificarlas algo para hacerlas más comprensibles y que las pruebas fueran más accesibles para todos.

Como parte de estas modificaciones, en breve podréis ver un “roadmap” o “mapa de juego” que os pueda orientar por el orden de las pruebas, por si os queréis pegar una maratón y hacerlas de golpe.

¿Y qué he sacado yo de aquí?

Por de pronto, conocer a gente genial con la cual se puede trabajar aun en una situación bastante ambigua y a contrarreloj. No sé cómo hubiera sido el desarrollo de esta iniciativa si no hubiera contado con este equipo multidisciplinar, pero me inclino a pensar que hubiera resultado en un fracaso rotundo.

A su vez, a entender una misma situación desde diferentes perspectivas y empatizar con el jugador. Mientras en el grupo organizador discutíamos las pruebas que íbamos a ejecutar, algunas nos parecían muy fáciles, mientras que los usuarios sufrían mucho al hacerlas porque no veían el truco que estaba detrás. Y a la inversa; en otras pruebas que considerábamos más difíciles, los jugadores nos sorprendían gratamente y llegaban a conclusiones totalmente inesperadas (de hecho, una de las últimas publicaciones de @gincanavirus es precisamente una recopilación de las Top 10 conclusiones más sorprendentes).

Finalmente, diversión. Tanto por el equipo organizador, como por hacer algo que no había hecho nunca, como por las reacciones de algunos jugadores que nos consultaban sus teorías sobre diferentes pruebas. Realmente ha sido un gusto hacerlo, y volvería a hacerlo, sin duda alguna.

En resumen…

Si has llegado a leer hasta aquí, y si puedes hacer algo de tiempo en este periodo de cuarentena (o fuera del mismo, si me lees en el futuro) te animo a que lo juegues y que extraigas tus propias conclusiones sobre la Gincanavirus. Si eres una persona que te gustan los retos intelectuales, eres detallista, o encuentras patrones donde no los hay, la Gincanavirus puede ser para ti.